Seleccionar página

La apicultura es una actividad totalmente pegada al terreno. La mieles producidas entre colmenares que se encuentran a pocos kilómetros unos de otros pueden ser muy distintas.

Y lo mismo ocurre de unos años a otros. Colmenares que en años anteriores han producido mieles de color ámbar claro, en la temporada 2019 nos han dado mieles oscuras, procedentes sobre todo del mielato de encina. Es la consecuencia de una primavera espantosamente seca, en la que llegamos a temer por la supervivencia de las colmenas, y un verano en que unas pocas tormentas nos proporcionarón una segunda primavera que nos permitió obtener una producción pequeña, pero de gran calidad.

En la foto podéis ver mieles procedentes del colmenar la Cierva, del de Casa Vieja, y del de El Arco. Cómo podéis apreciar tienen distintas tonalidades cuando los ponemos sobre la cuchara blanca. La muestra más clara es una miel de romero, que nosotros no producimos, pero os al ponermos para que podáis comparar los colores.

Cuando en lugar de un fondo blanco como el de la cucharas envasamos la miel en un tarro normal el color que apreciamos es casi negro. Lo podéis ver en la foto de los tarros ya envasados.

                 

En cualquier caso, son mieles siempre de excelente calidad, y cuyos matices se pueden ir apreciando cuando el paladar se va entrenando y se va adquiriendo práctica.

¡¡Buen provecho!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This