Seleccionar página

 

Las zarzas hacen las delicias de nuestras abejas. Ayer mismo obtuvimos estas imágenes muy cerca del río, junto a Mózar de Valverde.

El Valle del Tera es un paraíso de biodiversidad. Hay un número enorme de especies que crecen en los distintos hábitats del valle.

La zarza o zarzamora (Rubus ulmifolius), que florece en el mes de junio, crece sobre todo en parajes con bastante humedad. Pertenece a la familia de las rosáceas, que además de a las rosas, también engloba a la mayor parte de los árboles frutales, como manzanos, perales, melocotoneros y membrilleros.

Si os fijáis en sus hojas veréis que tienen cierta similitud con las de un olmo. De ahí el término ulmifolius, que aparece en su nombre científico. Las flores tienen 5 pétalos y 5 sépalos, muy característicos de su familia botánica.

Como es lógico, esta actividad polinizadora y de recogida de néctar se ve reflejada primero en un estupendo desarrollo de las colmenas, que están muy fuertes a pesar de la sequía que venimos padeciendo, y después en las características de nuestra miel, aportando un aroma frutal, que le da un toque muy apreciado por nuestros clientes.

Aporta un color ámbar claro, que se aclara en función de las aportaciones de trébol o alfalfa que ha recibido a lo largo de la primavera, o se oscurecerá si recibe aportes de mielada de encina más adelante al final del verano o principios del otoño.

Vamos a ver cuál es el resultado final. Como ya saben nuestros incondicionales, la Miel Miliarium siempre tiene un matiz distinto de unos años a otros. ¡Estar pegados al terreno es lo que tiene!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This