Seleccionar página

El 20 de mayo hemos celebrado el día de la abeja junto a nuestras incansables compañeras.

Lo hemos hecho ampliando su casa con nuevas alzas, y poniendo algunos núcleos alrededor del colmenar, que sirvan de cobijo a los emjambres que posiblemente saldrán de algunas colmenas.

Nuestros colmenares en el Valle del Tera son AUTÉNTICOS SURTIDORES DE BIODIVERSIDAD. Los situados en la parte baja del valle sirven para la polinización de los cultivos y pastizales adehesados, en los que las encinas centenarias protegen a los rebaños de ovejas en lo más cálido del verano, o sus ramas nos sirven como combustible en lo más crudo del invierno.

Los situados en las zonas más altas de Valle polinizan los brezales y carqueixas, entre los que pastan los ciervos y hozan los jabalíes.

Prácticamente cada día, mientras trabajamos en el colmenar, vemos a los lagartos de vivos colores, abundantemente alimentados gracias a las colmenas, o los igualmente coloridos abejarucos, que en su vuelo rasante capturan a las abejas más desprevenidas.

Todo ello forma parte del ciclo de la naturaleza, en los que somos un eslabón más, proporcionando cuidados y extrayendo nuestra miel, que esperamos que termine en la mesa de consumidores concienciados y exigentes como tú.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This