Seleccionar página

La Navidad, desde el punto de vista gastronómico, tiene uno de sus pilares en los típicos dulces, con el turrón como máximo ejemplo.

La miel y las almendras, sus dos ingredientes de la elaboración tradicional, están relacionados con las abejas.

En cuanto a la miel no hacen falta muchas explicaciones: es el fruto que recogemos en otoño tras los esfuerzos de todo un año por parte de las abejas y los apicultores.

En el caso de las almendras, aunque la relación es más sutil, no se puede entender una buena cosecha de almendras sin que las abejas transporten los granos de polen que fecundan a finales del invierno las flores blancas que nos empiezan a hablar de días más largos y cálidos.

Disfrutemos en estos días de nuestras familias y nuestras tradiciones, y demos de vez en cuando una vuelta por los campos invernales, que también en esta época tienen su encanto.

¡Feliz Navidad!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This